22 de marzo de 2019 notifications search
menu
Siglo Nuevo

Ruin bar

Diversión y cultura entre viejas estructuras

Redacción Siglo Nuevo
miércoles 13 de febrero 2019, actualizada 9:42 am

En Budapest, capital y ciudad más poblada de Hungría, se encuentran los bares en ruinas más famosos y grandes del mundo, se trata de centros nocturnos que fueron adaptados dentro de edificaciones con más de 100 años de vida.

Dentro de ruinas y de paredes heridas por el tiempo, nació un concepto que ha sido todo un éxito en Budapest, capital y ciudad más poblada de Hungría. Se trata de centros nocturnos que se adaptaron dentro de bodegas, tiendas o edificios abandonados.

Los bares ruinas comenzaron a aparecer desde la década del 2000. La idea surgió de la mente de unos emprendedores que buscaban un espacio para abrir un negocio, básicamente querían encontrar un lugar que se amoldara a sus finanzas.

Fue así que localizaron el potencial que tenían las edificaciones abandonadas para echar a andar el proyecto. Comenzaron a realizar adecuaciones en la estructura original, hasta que el lugar comenzó a adoptar su propia esencia, llamando la atención de quienes buscaban pasar una agradable noche.

Aprovecharon escenarios únicos que comenzaron a decorar con gran variedad de elementos, desde el grafiti, autos abandonados intervenidos por artistas, bicicletas viejas, electrodomésticos antiguos, entre muchos más.

Sin duda, la decoración es lo más espectacular de estos lugares: trastos viejos, estatuas de papel, bañeras reconvertidas en asientos, sillas en el techo, muñecas viejas, grafitis de artistas contemporáneos.

/media/top5/RuinBar01.jpg Ruin Bar Púder. Foto: Ruinpubs.com

Los ruin bar se han desarrollado de tal manera que cualquier espacio deshabitado es susceptible de transformarse en un espacio cultural y social de este tipo. No sólo antiguos edificios sino también establecimientos comerciales e incluso barcos que quedaron anclados en el Danubio, son ahora lugares alternativos, a los cuales la gente acude a presenciar exposiciones, disfrutar conciertos, tomar un café o unas cervezas.

PRECURSOR

Szimpla Kert es el primer negocio de este tipo que abrió sus puertas, y hoy es el bar en ruinas más famoso del mundo. Tiene un ambiente único y además es de los más grandes. Está ubicado en el centro de la ciudad, cerca de Astoria, en la calle Kazinczy. Un laberinto de sorpresas es este espacio, en el que cada rincón ofrece una experiencia y muestra un elemento que de seguro robará la atención del cliente.

Blogueros de diferentes partes del mundo han dedicado un día para describir la experiencia del ruin bar. Todos coinciden en que aquel interesado en conocer uno de estos lugares, se debe dar el suficiente tiempo para admirar todo lo que en ellos se encuentra.

/media/top5/RuinBar02.jpg

Interior de Szimpla Kert, el ruin bar más famoso del mundo. Foto: Simon Lee

Y es que no hay un estilo definido dentro de estos centros, simplemente han dejado que cada elemento se vaya adecuando al espacio y tiempo. Por ejemplo, en Szimpla Kert las plantas y flores han renacido de lugares impensables y se han combinado con elementos que cuentan un pasado, como juguetes antiguos, muebles y lámparas viejas. Un laberinto que ha sido explotado por la creatividad de quienes han echado mano de cada rincón.

BARES MÁS POPULARES

Portales dedicados a contar la experiencia de un viaje, han realizado una lista de los ruin bar más famosos de Budapest, comenzando por el Szimpla Kert. Cabe mencionar que este lugar figura en la lista de los 100 mejores bares de Lonely Planet.

También exponen a For Sale, en donde lo que más destacan es que todas sus paredes y techos están totalmente cubiertas por mensajes en papel que los visitantes han ido dejando, los clientes pueden pasar horas leyéndolos. Además hay música en vivo todos los días.

Púder es otro ejemplo, aunque más formal y tranquilo que los anteriores. Cuenta con una carta destacable, pero sobre todo con una decoración multicolor y excesiva, que va desde lámparas antiguas con velos encima, hasta tuberías industriales, mesas y sillones de época.

/media/top5/RuinBar03.jpg

Mensajes cubren las paredes del pub For Sale. Foto: quora.com

Por su parte, Fogas ház es tanto un bar como una galería de arte con exposiciones temporales e incluso ciclos de cine. Cuentan con una barbacoa donde preparan hamburguesas y el único techo es una especie de carpa de circo de colores.

También está Mazel Tovc, un lugar simple, donde se ha aprovechado el gran espacio de un edificio en ruinas para crear un restaurante que ofrece comida típica de Oriente Medio. Tienen dos barras, una a la entrada del restaurante, que es donde también está la cocina, y otra al final, donde preparan las bebidas.

Del techo cuelgan decenas de bombillas y de los balcones interiores caen filas de lo que parece hiedra. Las mesas están justo bajo las luces. Al fondo, junto a la segunda barra, hay un patio cubierto, con árboles y con vistas a los edificios traseros.

En Instant se vive una experiencia surrealista. En cada esquina se encuentra una decoración diferente, no se sabe si se está en una película del Oeste o en una gran fiesta en casa. Cuenta con tantas plantas y habitaciones que puedes llegar a perderte. La mayor diferencia es que aquí hay fiesta todas las noches con reconocidos DJs en directo.

/media/top5/RuinBar04.jpg

Discoteca en Instant. Foto: aworldtotravel

Ellátó Kert es uno de los últimos competidores que abrió sus puertas en el Distrito VII de Budapest. Su ambiente relajado y sus muebles bastante originales, pronto lo convirtieron en uno de los bares ruina mas populares del barrio. Aparte de la buena atmósfera para tomar algo refrescante en el patio por la tarde, destacan los tacos que cocinan para los amantes de la cocina mexicana, y en su interior encuentras incluso futbolín para disfrutar de una tarde divertida con amigos.

Por los bares antes mencionados y más lugares que han ido surgiendo en la línea de esta tendencia, Budapest encabeza las listas de popularidad y hace de estos espacios una visita obligada para los viajeros que se trasladan a Hungría en busca de aventura y de nuevas experiencias. Así que si un día el destino te pone en esas tierras, no dudes en entregarte a la experiencia que ofrece un bar en ruinas.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...