21 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas la Laguna

AMVEB Laguna

Asociación de médicos veterinarios especialistas en bovinos

MVZ EPAB. Jorge Fernández Díaz de León
domingo 27 de enero 2019, actualizada 9:00 am


EL RENDIMIENTO DE LECHE NO DISMINUYE EN HATOS DE ALTA PRODUCCIÓN EN CLIMA SEMI-ÁRIDO DE MÉXICO

Una investigación recientemente realizada por la Dra. Ilda Fernández (Investigadora de nivel científico, UAAAN) con la colaboración del Dr. Raúl Ulloa-Arvizu del Departamento de Genética y Bioestadística en la FMVZ (UNAM) así como del M.V.Z. Jorge Fernández Díaz de León (FMVZ- UNAM) denominada "Milk yield did not decrease in large herds of high- producing holstein cows in semi-arid climate of mexico", publicada en el Journal "tropical animal health and production". Estudio dirigido para determinar las tendencias en producción de leche, fertilidad, índice de temperatura y humedad (ITH) en grandes hatos lecheros de la Región de la Laguna. Se analizaron archivos de 16 hatos lecheros de enero del 2002 a diciembre del 2016. La producción de leche se categorizó en niveles altos y bajos y las mediciones incluyeron los efectos en el nivel de producción anual y mensualmente. Los hatos con niveles altos de producción de leche produjeron más que los hatos que fueron considerados como de nivel bajo. La producción de leche fue en 2002 de 27.4 y en 2016 de 32.2 litros /vaca /año respectivamente. Respecto a los índices de fertilidad, los hatos con altos niveles de producción registraron, mejor fertilidad que aquellos con nivel bajo. De octubre a abril los ITH fueron <70, mientras que de mayo a septiembre el índice fue >73 indicando que en éste último periodo las vacas sufrieron estrés calórico de 20 horas/ día. La media del tamaño de los hatos fue de 995 y 2569 vacas en 2002 y 2016 respectivamente. Se concluyó que en grandes hatos la producción se incrementó a través de los años del estudio, mientras que la fertilidad mostró ondas cíclicas; sin embargo, cuando el ITH fue >73, ambos, producción de leche y fertilidad, disminuyeron. En el ganado lechero, las altas temperaturas han mostrado tener efectos adversos tanto en producción como en Parámetros Reproductivos, así como en su bienestar. Estudios previos han mostrado que vacas con un ITH menor de 70 se considera que están dentro de un nivel normal, pero aquellas que permanecen con ITH de 70-78-83 o más, son consideradas en estado de alerta, peligro y emergencia. De igual forma, fueron analizadas las tendencias de producción de leche, fertilidad, ITH y tamaño de los hatos en lecherías con climas semiáridos del norte de México. La producción de leche y la fertilidad, fueron analizadas con modelos estadísticos que incluyeron los efectos anuales, mensuales, de nivel productivo y de índice de ITH, lo que le da certeza a los resultados por tener un valor estadísticamente significativo.

El estudio concluye que vacas lecheras de grandes hatos aún con niveles altos de estrés calórico, no muestran una marcada reducción en producciones leche. Es bien conocido que las vacas bajo estrés bajan su actividad general disminuyendo la rumia y el consumo de MS. El Dr. Flamenbaun señala que las pérdidas de eficiencia bajo estrés calórico son cuantiosas. La producción de leche baja (10-30%) al igual que la tasa de concepción (0-30%) y la detección de calores (50%); los desechos se incrementan (10-15%) igual que la mortalidad de becerras (5-10%). Pero ¿por qué en La Laguna los grandes hatos lecheros de alto nivel no muestran una disminución de producción tan severa como sucede en hatos de bajo nivel? La respuesta seria: Bienestar animal y confort. ¿Cómo lograrlo? 1. Manejo global adecuado, corrales con suficiente sombra, camas limpias y rastreadas mínimo dos veces durante el día, corrales no saturados (85%). 2. Alimentación. Ingredientes de alta calidad, evitando el estrés del "comedero vacío", todo esto bajo la asesoría de un buen Nutricionista. 3. manejo Sanitario y reproductivo. 4. crianza y desarrollo de los reemplazos que sean un verdadero soporte para el futuro del hato. 5. Mejoramiento genético de la ganadería ya no solo por medio de la Inseminación Artificial, sino adaptando a los tiempos actuales las Evaluaciones Genómicas y la Transferencia de Embriones. 6. Baños de enfriamiento de modo que durante épocas de estrés las vacas puedan ser enfriadas hasta 6 veces en el día. Estos baños tienen un costo beneficio particularmente en Parámetros Reproductivos, así como también en producción diaria de leche y en la leche. Es importante dejar bien claro que los baños de enfriamiento deben funcionar al 100% en todas sus especificaciones de tiempo, velocidad del aire y volumen de agua. Para finalizar, comentar lo que el trabajo de la Dra. Ilda Fernández deja bien establecido en su investigación: 1. Que de 2002 a 2016 (15 años) la producción por vaca subió casi un 20% y es de esperarse que la innovación de nuevas tecnologías, la producción de leche de los próximos 15 años se incremente en más de 30 o 40%. 2. El tamaño promedio de los hatos subió de 995 vacas en 2002 a 2569 en 2016 (2.5 veces). Esto significa que con los costos de los últimos años los establos de menos de 1000 vacas empezaron a perder eficiencia y a desaparecer o reinventarse.

amveb.laguna@hotmail.com

laprose@hotmail.com

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...