21 de febrero de 2019 notifications search
menu
Espectáculos

Linda Blair cumple 60 años

La estrella de ‘El Exorcista’ llega a su sexta década de vida, ahora lejos del cine

EL SIGLO DE TORREÓN
TORREÓN, COAH, martes 22 de enero 2019, actualizada 8:22 am

La actriz Linda Blair, quien saltó a la fama a los 14 años con su personaje de “Regan MacNeil” en la película “El Exorcista” (1973), llega a sus 60 años alejada de la industria cinematográfica y enfocada en su labor de protección de los animales a través de su fundación.

Linda Blair, quien nació el 22 de enero de 1959, comenzó su carrera como modelo a los seis años y desde entonces trabajó en comerciales; a los nueve años, figuró en el programa “Hidden faces”, que se transmitió durante dos años y su debut en el cine fue en 1971, con la película “The Sporting Club”.

/media/top5/lindablair12jpg.jpg

Aunque había trabajado en películas como “The way we live now” (1971) y “The sporting club” (1971), su verdadera pasión eran los animales y la equitación, y vio en el papel de la niña poseída que vomitaba y giraba su cabeza 360 grados una oportunidad para financiar en el futuro sus estudios.

LA ETERNA REGAN

En 1973, Linda Blair fue elegida, entre 600 jóvenes, para el papel principal de la película de terror, considerada un clásico del cine de ese género. Los productores querían a Jamie Lee Curtis, pero su madre, la también actriz Janet Leigh se negó, así que optaron por la niña que figuraba en el mundo publicitario.

La joven actriz se sometió a duras sesiones de maquillaje para darle realismo a su papel, su habitación fue refrigerada para que el vaho se percibiera y la escena en la que vomita al “padre Karras”, prevista en una sola toma, estaba planeada que el chorro lo impactara en el pecho, pero calcularon mal la potencia y le cayó en la cara.

En su momento, la cinta se convirtió en una de las producciones más importantes de la historia del cine de terror y la actriz disfrutó del éxito con su nominación al Oscar como Mejor Actriz de Reparto y de su triunfo en la misma categoría en los Globos de Oro.

/media/top5/exgo9jpg.jpg

El filme causó tanto impacto entre quienes acudieron al cine a verlo que algunos fueron atendidos en las salas por desmayos o ataques de pánico o histeria; debido a su temática fue prohibida en todos los países de Oriente Medio, excepto en Israel y Líbano. Pero el filme dirigido por el cineasta William Friedkin con el que alcanzó la gloria, también la convirtió en el blanco de fanáticos religiosos, cuyas amenazas la persiguieron a todos los lugares a los que tuvo que mudarse con su familia y le impidieron ser la joven normal que aspiraba a convertirse.

Al tratar de encarrilar su carrera, participó en algunos proyectos con papeles secundarios, se presentaba a los castings de otras cintas, como “Taxi Driver” y “The Blue Lagoon” sin que fuera contratada por considerarla una persona con carga negativa.

SU DEMONIO: LAS DROGAS

En su vida personal, fue famosa su relación con el cantante australiano Rick Springfield, con el que empezó a salir a los 15 años y poco después vivieron juntos.

/media/top5/originalgbyjpg.jpg

En diciembre de 1977, le encontraron cocaína y anfetaminas, fue arrestada y acusada de posesión, con lo cual recibió una condena con libertad condicional por tres años y fue obligada a aparecer en videos en contra de las drogas y hacer un tratamiento de rehabilitación por nueve meses.

Aunque no volvió a tener problemas de ese tipo, el escándalo por lo ocurrido le impidió conseguir buenos papeles en la industria cinematográfica hollywoodense y le causó un quiebre emocional, por lo que fue internada en un hospital psiquiátrico por problemas de salud mental.

INTENTOS FALLIDOS

En otro intento por regresar al mundo del espectáculo, hizo un desnudo para la revista “Playboy” en 1983 y aunque participó en otras 39 películas, entre ellas la parodia de 1990 “¿Y dónde está el exorcista?” y “Scream” (1996), no logró trascender.

Debido a que no pudo deshacerse del estigma de su personaje de “Regan”, aceptó hacer secuela “Exorcista II: el hereje”, que resultó un fracaso, así que decidió alejarse del mundo del cine y retomar la equitación, escribió el libro “Going vegan”, lanzó una línea de ropa y creó una fundación para el cuidado de animales abandonados y maltratados.

Durante el rodaje de la secuela pasó por el divorcio de sus padres, Elinore, una agente de bienes raíces y James Freerick Blair, un ejecutivo; rompió con Springfield, atravesó una depresión, problemas con la bebida y la película con la que planeaba volver al estrellato tuvo críticas negativas.

En 1997, consiguió el papel de “Rizzo” en el musical “Grease” en Broadway y en el año 2000, Fox le ofreció trabajo en la serie “Scariest Places on Earth”, que duró seis años y en la que Linda visitaba lugares encantados a lo largo del planeta.

Una de sus más recientes apariciones, ocurrió en un episodio de la serie “Supernatural” (2006) y en 2008, se estrenó “All is normal” y al año siguiente participó en “Imps”.

Desde entonces su carrera se ha limitado a intervenciones secundarias y muy esporádicas y participaciones en festivales de cine de terror.

AMOR POR LOS ANIMALES

Actualmente, se dedica a luchar por los derechos de los animales a través de Linda Blair Worldheart Foundation, en especial de los perros de raza American Pit Bull Terrier, a quienes defiende de la discriminación de los que son víctima.

/media/top5/lindajpg.jpg

La actriz ha participado en diversas campañas en defensa de esa raza y en la campaña contra la ley BSL, que pretendía prohibir la tenencia de esos perros en diversos estados en la Unión Americana.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...