15 de febrero de 2019 notifications search
menu
Nacional

No seré alcahuete de corruptos: AMLO

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, lunes 21 de enero 2019, actualizada 8:31 am

Tras afirmar que Petróleos Mexicanos (Pemex) y el gobierno estaban en manos de bandoleros y rufianes, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que no será "alcahuete de corruptos", y que en el caso de fraude contra la petrolera por 700 carrotanques de ferrocarril, de los cuales una empresa dio un anticipo de 400 millones de pesos y no los entregaron, no habrá "punto final" y seguirá investigando.

Recalcó que la corrupción es un mal que va a arrancar de raíz, aunque "a algunos no les guste y me llamen mesiánico. No luché ni me apoyó la gente para estar aquí, para convertirme en alcahuete de corruptos, cero corrupción y cero impunidad", afirmó en conferencia de prensa en Palacio Nacional, donde se dio el parte de información, tras 36 horas de la explosión de una toma clandestina de gasolina.

El Jefe del Ejecutivo federal fustigó que Pemex y el gobierno en general estaban al servicio de gente sin escrúpulos morales. "Estaban tomadas las instituciones, secuestradas las instituciones por bandoleros, por una pandilla de rufianes, de corruptos", precisó.

El viernes pasado, cuando el gobierno lanzó la convocatoria para contratar a choferes de pipas, López Obrador aseveró que contaba con información de que en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, Pemex hizo una licitación por mil 400 millones de pesos por 700 pipas, y la entonces paraestatal dio un anticipo de 400 millones a una empresa, pero los carrotanques no se recibieron y la empresa no hizo devolución del monto pagado.

El pasado sábado, se dio a conocer que el contrato proviene de 2013 y fue suspendido por incumpliendo de la empresa Ethan Gas Oil.

Ayer, López Obrador dijo que no son pipas, sino 700 carrotanques de ferrocarril y las empresas se quedaron con un anticipo de 400 millones de pesos, mientras que Pemex presentó una denuncia "que ni un pasante de derecho la haría, genérica, sin pruebas, se comete el fraude y hasta ahora no hay justicia".

La operación para la compra de los carrotanques comenzó en 2013 cuando Emilio Lozoya Austin, presuntamente implicado en el caso Odebrecht, era director de Pemex. Por ello, el mandatario insistió en que es necesario acabar con la corrupción y eso no es algo negociable.

"Hay que acabar con la corrupción, hay que poner por delante la honestidad como forma de vida y como forma de gobierno", subrayó.

López Obrador explicó que tuvo conocimiento de este caso no por sus funcionarios, sino que un ciudadano le acercó el expediente. "Este expediente de los carrotanques, para que no le anden echando la culpa a nadie, me lo entregó un ciudadano, no me lo entregaron funcionarios del gobierno", detalló.

Aseguró que como Presidente si se entera de un delito o se lo comunica alguno de sus funcionarios, de inmediato procederá conforme a la ley. "Si a mí me dice un funcionario algo en una reunión, supuestamente privada sobre un ilícito, mi respuesta es: 'Actúe, proceda', porque si no me convierto en cómplice", refirió.

DEFIENDE A FUERZAS FEDERALES

El Presidente explicó que la advertencia que hicieron efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía Federal (PF) a la población de Tlahuelilpan, Hidalgo, para que se alejaran de la toma clandestina fue conforme a los protocolos de seguridad; no obstante, reconoció que éstos se podrían mejorar.

"Sí, se va a tomar en cuenta, pero eso que hicieron es lo que está en el protocolo: Llamar a la gente a que no se acerque, no lo haga", precisó.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...