21 de febrero de 2019 notifications search
menu
Nacional

Lo que se sabe hasta el momento de la tragedia en Tlahuelilpan

EL UNIVERSAL
CIUDAD DE MÉXICO, domingo 20 de enero 2019, actualizada 3:08 pm

El pasado viernes se registró una explosión en un oleoducto del municipio Tlahuelilpan, en el estado de Hidalgo. Se ha informado que el hecho dejó 79 muertos.

Esto es lo que se sabe hasta ahora sobre la explosión.

¿Qué pasó?

El ducto Tula-Tuxpan sufrió una perforación el viernes 18 de enero a pocos kilómetros de una de las principales refinerías del país. Según las autoridades, alrededor de 700 personas se reunieron para llenar cubos y contenedores de plástico desde la fuga, que horas después derivó en el estallido.

Varios pobladores del municipio Tlahuelilpan, en el central estado Hidalgo, entrevistados el sábado por Reuters dijeron que sus familiares habían estado batallando para encontrar combustible y acudieron al ducto porque estaban desesperados por llenar los tanques de sus vehículos.

"Vinieron muchas personas inocentes, tal vez su coche no tenía suficiente gasolina para mañana, y dijeron que sólo tomarían unos pocos litros", dijo el agricultor Isidoro Velasco, de 51 años, que esperaba noticias de su sobrino a quien creía probablemente muerto.

En medio de la inmensa bola de fuego todo era caos: personas gritando y corriendo mientras ardían en llamas, o exhibiendo severas quemaduras en el cuerpo.

Tlahuelilpan, de 20 mil habitantes, se ubica 14.5 kilómetros de la refinería de Tula que pertenece a Pemex. El director general de Pemex, Octavio Romero, dijo que el ducto fue perforado cuando se desplazaban en él unos 10 mil barriles de gasolina Premium con una presión de 20 kilogramos.

Víctimas

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, actualizó la cifras de fallecidos en una conferencia de prensa en el Palacio Presidencial en Ciudad de México este domingo.

"Se agregan entonces a los 73 ya contabilizados seis más y podemos señalar que 79 mexicanos ha fallecido a consecuencia de esta explosión", dijo.

Un censo hospitalario indica que 66 personas continúan internadas tanto en Hidalgo, estado en el que se registró la explosión, como en entidades vecinas, mientras que los casos más graves fueron trasladados a la capital, pues exigen cuidados más complejos, explicó el ministro.

"Hay pacientes graves con quemaduras de más de 80% (del cuerpo) y que desde luego tienen compromiso en sus tejidos internos, en sus órganos que les prevén un pronóstico reservado", dijo Alcocer.

El fiscal de Hidalgo, Raúl Arroyo, dijo la tarde del sábado que la gravedad de las quemaduras de 54 de los fallecidos ha impedido su identificación, advirtiendo de la necesidad de las pruebas genéticas.

Investigación

El fiscal general de México, Alejandro Gertz, dijo que continúan evaluando hipótesis sobre las causas de la explosión del ducto, perforado por delincuentes que provocaron la salida de un potente chorro de combustible, semejante a un géiser, según imágenes de medios locales.

Consultado sobre si los heridos serán considerados sospechosos en la investigación por haber estado saqueando una instalación estatal, Gertz dijo que no van a "victimizar a las comunidades".

"Vamos a buscar a los responsables de actos que hayan generado esta gran tragedia, victimizar a toda la población bajo una hipótesis genérica no es la función ni está establecido dentro de la ley", afirmó.

Robo de combustible

A finales del mes pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador lanzó una ofensiva contra el robo de hidrocarburos, que según el gobierno significó pérdidas por unos 3 mil millones de dólares para la empresa estatal en 2017.

El plan, que consiste en el cierre de tuberías para evitar que sean "ordeñadas" por delincuentes, provocó una escasez generalizada de gasolina en el centro del país, incluido Hidalgo, al norte de Ciudad de México.

AMLO

A pesar del desastre, López Obrador dijo que su decisión de combatir el robo no se había debilitado.

"Que quede claro que no voy a dar ni un paso atrás", aseguró el mandatario en una conferencia de prensa. "Ofrezco nada más a la gente disculpas si esta acción causa sacrificios, daños, molestias, pero lo tenemos que hacer".

López Obrador dijo que esperaba que el suministro se normalizara la próxima semana en todo el país, a medida que México compra más camiones cisterna para la distribución por carretera.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...