20 de febrero de 2019 notifications search
menu
Cultura Archivo

2003: Da su último respiro Alfredo Zalce, una de las figuras líderes del arte moderno mexicano

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 19 de enero 2019, actualizada 5:20 pm


Alfredo Zalce Torres nació el 12 de enero de 1908 en Pátzcuaro, Michoacán. Su compromiso con el arte y la sociedad es la característica principal del creador.

De acuerdo con su biógrafos, fue un hombre humilde, sencillo y con una capacidad artística versátil, ya que además de ser muralista, incursionó como pintor y escultor. La técnicas de sus murales van del óleo, acrílico, batik, lápiz y tinta, hasta la acuarela, el grabado, la serigrafía, el bronce y el monotipo.

Estudió en la Academia de San Carlos, donde tuvo como maestros a Germán Gedovius, en pintura; Juan Pacheco, en perspectiva; Leandro Izaguirre y Sóstenes Ortega, en dibujo y anatomía, respectivamente. Además, de Carlos Dublán y José María Lozano en historia del arte, refiere Beatriz Zalce de Guerriff en una semblanza publicada en el libro Alfredo Zalce (2005).

El creador de diversos murales, esculturas, grabados y pinturas de caballete gozaba más en expresar su arte, que venderlo. De ahí que prefería no hacer tratos con galerías de arte que querían imponerle lo que ellos venderían y no lo que a él le complacía pintar.

Le toco vivir importantes movimientos artísticos, políticos y sociales del siglo XX y la transición hacia el siglo XXI, además, fue contemporáneo de grandes artistas, entre ellos, Rivera, Tamayo, Siqueiros, Orozco, O'Higgins, Morado y Kahlo.

Su arte representa una parte vital de la historia mexicana, al igual que los muralistas de su época se vio esencialmente inspirado por personajes y oficios populares e indígenas. Ha sido exhibido y reconocido en cada uno de los países del mundo por sus numerosos murales y estatuas, reseña su página oficial zalce.com.

Zalce ha obtenido la mayor cantidad de distinciones que pueda recibir un pintor y escultor, entre las que figura el Premio Nacional de Arte, la más alta distinción mexicana para honrar a los artistas. Dicho galardón le fue concedido en dos veces ocasiones, aceptando sólo la de 2001.

Su destacada trayectoria le hizo merecer importantes reconocimientos, como la presea Generalísimo Morelos, que le otorgó el Ayuntamiento de Morelia en 1969; el premio “Vasco de Quiroga”, recibido en Pátzcuaro, Michoacán, en 1985. En su honor fue instaurado el premio de Artes Plásticas “Alfredo Zalce” en 1979.

Su obra la expuso en numerosas exposiciones, pero la más significativa de los últimos años fue la presentada en 1995, bajo el título Zalce Total, mostrada en el Museo de Arte Contemporáneo Alfredo Zalce de Morelia.

Así como en el Museo Olga Costa y José Chávez Morado, en el Festival Internacional Cervantino (FIC) y en el Palacio de Bellas Artes.

Además, es fundador de la Escuela de Pintura y Escultura de Taxco, Guerrero, y continuó sus estudios con el grabador Emilio Amero y con Guillermo Ruiz.

Fue miembro fundador de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios (LEAR) y pintó el fresco Lavanderas en la Escuela Doctor Balmis.

Como docente se desempeñó en la escuela La Esmeralda y en la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Universidad Autónoma de México (UNAM). Asimismo, fue relevante fue su afiliación durante 10 años en el Taller de la Gráfica Popular, que planteaba la renovación formal de la gráfica mexicana y la libertad de investigación.

Es considerado como “el último gran muralista posrevolucionario”, y dos años antes de su muerte, registrada el 19 de enero de 2003, la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo le otorgó un doctorado honoris causa.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...