18 de marzo de 2019 notifications search
menu
Columnas Social

La columna del perro

LO ÚNICO MALO QUE TIENE USTED ES EL ALMA

MVZ MIGUEL DÁVILA DÁVILA
NOSOTROS, domingo 13 de enero 2019, actualizada 11:07 am


Señora, su perra está muy gorda, yo la veo con más peso que la vez anterior que visité su casa, le dije a la señora Rosario, propietaria de "Chiquita", una perra poodle de color blanco y cuya edad se aproxima a los trece años, inclusive la cojera de su patita izquierda, debido a la Osteoartritis, ha empeorado, continué diciéndole, a lo que me contestó su dueña: ¿Y cómo le hago para que baje de peso si casi no come? A ver, platíqueme qué es lo que come, desde en la mañana, bueno, me dijo, come pollo, croquetas, galletas y todo lo que se nos cae cuando hacemos de comer, porque le gusta de todo, entonces le respondí: come poquito, pero muy seguido. Al escuchar la conversación, salió Ma. Elena, hermana de la señora Rosario, quien a pesar de ser una persona de la tercera edad, se conserva muy bien y de muy buen ánimo, pues me platicó de una manera muy jovial, que su médico de toda la vida, en su última revisión, le había dicho que lo único malo que tenía era el "alma", y al preguntarle que como sabía que tenía un mal del alma, su médico le respondió en son de broma, pues la aprecia mucho a ella como persona y como paciente que lo malo que tenía era el alma-naque que se le había acumulado, pero de todo lo demás estaba muy bien.

También, cuando yo visito a la señora Rosario y a su hermana María Elena con el motivo de revisar a la "Lady", a quien ahora le dicen "Chiquita", platicamos acerca de ellas y nos reímos de buena gana, pues coincidimos en pensar en que pase lo que pase, debemos aceptar la voluntad de Dios siempre con buen ánimo. Volviendo al sobrepeso y a la poca actividad de su perrita poodle, le dije: se me hace que nunca se va a poner a dieta a la "Chiquita", pues según veo las cosas aquí en su casa, primero dejarán de comer ustedes que dejar con hambre o quitarle sus antojos a la "Chiquita".

Lo que sí debemos de pensar que el poco ejercicio y el sobrepeso acabaran por minar su calidad de vida. Al escuchar esto, se quedaron pensativas, pero yo estoy seguro que la "Chiquita" va a ser siempre una perra con sobrepeso muy consentida, y por lo tanto, muy feliz.

Me despedí con la certeza de que la "Chiquita" va a seguir al igual que mi hermana la dieta del "kiwi", es decir, va a comer de todo, menos kiwi.

Y ahora, para terminar, una gota de filosofía: SIENDO ADOLESCENTE MI MAMÁ ME PREGUNTÓ QUERIENDO CORREGIRME. "HIJO, QUÉ GANAS CON SER ASÍ"… A LO QUE DE INMEDIATO LE CONTESTÉ, MAMÁ SI NO LO HAGO POR NEGOCIO.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
*
Cargando tendencia...