20 de febrero de 2019 notifications search
menu
Columnas la Laguna

AMVEB Laguna

Asociación de médicos veterinarios especialistas en bovinos

FERNANDO ESTEBAN ZATARAIN HDZ.
domingo 13 de enero 2019, actualizada 8:54 am


La industria Lechera y particularmente las unidades de producción o lecherías han evolucionado tremendamente, hoy en día aquí en nuestra región existen modelos a seguir en cuanto a eficiencia y productividad, lecherías que promedian los 44 litros diarios por vaca, producciones altamente competitivas que hasta los países con fama de ser líderes en esta actividad concretamente los Estados Unidos y otros, que presumen de alta tecnificación. Profesionales, técnicos y empresarios relacionados con la actividad en sus visitas a nuestra región, expresan su asombro de tan sorprendentes resultados. Nos sentimos profundamente orgullosos y felicitamos a los ganaderos vanguardistas innovadores tenaces y por supuesto a sus trabajadores, especialmente a sus equipos de Médicos Veterinarios que hacen esto posible gracias a la sinergia que genera el trabajo en equipo, al liderazgo que se origina desde la dirección y se difunde a todos los niveles.

El recurso humano (trabajadores) de las lecherías se conforma en la mayoría de los casos del área rural, con ciertas limitaciones de estudios, con costumbres, hábitos e idiosincrasia muy especial y compleja que se requiere de sensibilidad, habilidad inteligencia para poder dirigir persuadir a estos trabajadores y lograr los resultados de acuerdo a las expectativas. Espero que este material contribuya a mejorar el entendimiento de los conflictos que en el quehacer cotidiano enfrentamos en los establos. Me permito proporcionarles la siguiente información, con un enfoque técnico sobre el manejo de conflictos, causas, tipos de conflictos, métodos para enfrentarlos y estrategias de manejo.

Los conflictos se interpretan como un fenómeno normal, inevitable y que pueden constituir oportunidades, si se manejan en forma productiva. Estos pueden retrasar decisiones, limitar resultados, afectar relaciones, imagen negativa sobre la organización y llegar a destruirlas. Pero, también pueden: revelar deficiencias, evidenciar errores en decisiones; ofrecer señales de problemas que, de superarse, proporcionarían oportunidades de mejoramiento.

"Todas las personas quieren participar en decisiones sobre problemas que les afectan; pero cada vez menos personas están dispuestas a aceptar decisiones dictadas por otros...". Fisher

En encuesta internacional realizada a inicios de los años noventa, se preguntó a 1500 directivos de empresas de tres continentes ¿cuáles serían las principales habilidades para una dirección efectiva? las respuestas más reiteradas fueron:

1.-Formulación de estrategias. 2.-Dirección de recursos humanos. 3.-Negociación y solución de conflictos. 4.-Mercadotecnia y ventas.

Existen tres tipos de conflictos: los intrapersonales, como consecuencia de insatisfacciones y contradicciones de las personas; Los interpersonales, que surgen de enfrentamientos de intereses, valores, normas, deficiente comunicación, entre las personas. Y los conflictos laborales, u organizacionales, que surgen de problemas vinculados con el trabajo, y las relaciones que se establecen en este, entre individuos, grupos, departamentos, etc. Estos se clasifican en: funcionales y disfuncionales. Los funcionales son los que pueden contribuir, al funcionamiento y desarrollo de las organizaciones. Los disfuncionales son los que crean dificultades, que pueden afectar los resultados y la propia supervivencia de la organización. Los especialistas en "management" sugieren que los directivos pueden utilizar tres métodos, o estrategias, para enfrentarlos:

1.- Reducir el conflicto, cuando este va adquiriendo un carácter disfuncional que puede perjudicar la marcha de la organización y sus resultados.

Estrategias: sustituir las metas y recompensas por otras que demanden cooperación entre las partes; situar a las partes en situación de "amenaza común" (si no nos unimos, perecemos juntos); hacer cambios organizacionales, que eliminen las situaciones que pueden generar confrontaciones.

2.- Resolver el conflicto: puede utilizar tres estrategias: Dominio o supresión: Por la vía de la "autoridad". Esto reprime el conflicto, no lo resuelve. Compromiso: Tratar de convencer a las partes, aplicación de determinadas regla, la compensación, entre otras. Solución integrativa: Integrar necesidades y deseos de ambas partes y encontrar una solución que las satisfaga.

3.- Estimular el conflicto: Cuando la ausencia de confrontaciones pueda generar la inercia de la organización, poniendo en peligro la dinámica de su actividad y de los cambios necesarios a realizar.

Las empresas lecheras (establos) para ser exitosos y competitivos es imprescindible entender y sobre todo comprender que el trabajador es el principal activo de las lecherías; ellos hacen el trabajo y se requiere que el líder, administrador o responsable de la misma, tenga la capacidad de enfrentar las situaciones de conflicto eficientemente, para lo cual se requiere preparación técnica y más aún gran sensibilidad, aplicando la famosa "regla de oro", tratar a las personas como nos gustaría ser tratados.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando tendencia...